Diversidad familiar: ¿tienen todos los niños los mismos derechos?

by Familia Monoparental

Desde que estoy trabajando por la visibilidad de las familias monoparentales, soy cada vez más consciente de las múltiples formas en las que una persona puede llegar a formar una familia, sea en pareja o como familia monoparental.

Si preguntamos a una persona cualquiera de forma rápida cuáles son las posibilidades para formar una familia, quizás mencionará tres o cuatro caminos. Pero si lo pensamos un poco más veremos que hay muchísimas posibilidades: con pareja o sin pareja, con pareja del mismo sexo o distinto, las mil variantes de reproducción asistida (compartiendo genes o no), gestación subrogada, varias formas de adopción, hacerse cargo del hijo de un familiar fallecido o del hijo de una pareja, co-parenting (ser padres sin una relación afectiva), padres separados o juntos, familias monoparentales. También son muy diferentes las maneras en las que se puede llegar a ser familia monoparental: las múltiples variantes de reproducción asistida, por adopción, abandono, viudedad, etc. 

Es importante que los derechos de los niños prevalezcan sobre el modelo de familia, o mejor dicho, la evaluación moral que se haga sobre ellos. Es posible que personalmente alguien esté más o menos de acuerdo con un camino a la paternidad, sin embargo, todos los niños deberían estar igual de protegidos, sea cual sea el origen de la misma. 

Actualmente existen familias que están en un limbo legal, como los hijos de gestación subrogada). Otras familias equiparables no tienen los mismos derechos en función de su origen. Por ejemplo, un padre o madre viudo con dos hijos se considera familia numerosa. En cambio, una familia monoparental con dos hijos no puede disfrutar de esos beneficios. Se argumenta que la madre ha elegido tener esa familia con las consecuencias que acarrea, en cambio el viudo/a no lo ha buscado. Pero, ¿cuándo se le ha preguntado a una familia numerosa si sus hijos son buscados o no para darles el carnet? Para mi hay un trasfondo moral inaceptable en el siglo XXI.

Es posible que los que no vivimos en un modelo de familia tradicional nos sintamos diferentes, pero si tomamos conciencia de la diversidad familiar que existe ahí fuera, nos daremos cuenta que no estamos solos. Es importante que nosotros y nuestros hijos estén en contacto con distintos tipos de familia, que les hablemos de ello, que les contemos cuentos. Las redes sociales son una gran herramienta para conectar con todo tipo de padres y madres y darnos visibilidad. El mundo ha cambiado mucho desde que apenas se tenía contacto con nadie fuera de tu pueblo o barrio. 

En conclusión, hay múltiples caminos para llegar a formar una familia. Los derechos de los niños deben prevalecer sobre las consideraciones morales que un gobierno, o que la misma sociedad, hagan sobre sus padres. Y tú, ¿cómo has formado tu familia? 

Photo by Jessica Rockowitz on Unsplash

You may also like

Leave a Comment