¿Tendrán un trauma los hijos de donante de gametos?

by Familia Monoparental
Hijo de donante

En los últimos días se ha creado una polémica por un artículo en el que una mujer de 30 años, afirmaba que había sufrido un trauma por ser hija de donante de gametos. Su madre había sido madre soltera gracias a la reproducción asistida, en unos tiempos en los que se comenzaba a popularizar.

Este artículo alarmó a muchas madres solteras o mujeres que están pensando en serlo, ya que acentuó el temor que tienen muchas mujeres que crían en solitario sobre si su hijx echará en falta tener una figura paterna. Respecto a este punto, la protagonista del artículo ha aclarado en diversas ocasiones que lo que le había hecho sufrir no había sido su modelo de familia. Ella se sentía cómoda en una familia monoparental y no echó en falta tener un padre. Lo que le mueve es la necesidad de conocer sus orígenes, la otra mitad de sus genes.  

En primer lugar, no debemos poner en duda este testimonio. No hay que invalidar los sentimientos de esta persona, nadie puede decirle cómo debe sentirse. Si ella lo expresa así, es porque así lo siente. Pero es un testimonio, el resto de casos no tienen que ser iguales. Existen otros ejemplos de hijxs de donantes que no tienen esa necesidad, o que se queda en simple curiosidad y no va más allá.

Para un correcto desarrollo emocional y aceptación de los orígenes, es muy importante cómo tratamos este tema en la infancia. Si hablamos del tema con naturalidad, vamos con la verdad por delante, les explicamos correctamente cómo han sido concebidos y les damos seguridad emocional, creo que NO tiene por qué haber un trauma. 

En este caso, el tema fue tabú y no se trató adecuadamente, se escondía a la familia y se hablaba poco de ello, y con cierto secretismo. El vocabulario que se usaba en esta familia monoparental no es el que utilizamos ahora (como llamar padre biológico al donante). No debemos juzgar a su familia por ello, eran otros tiempos y la reproducción asistida no estaba tan normalizada. Hoy en día cada vez hay más familias (monoparentales, heterosexuales u homosexuales) que consiguen ser padres gracias a la donación. 

Aún así, no me parece imposible que haya algún caso en el que este tema sea motivo de preocupación, sobre todo en la adolescencia cuando están construyendo su identidad. Dependerá de muchos factores: la personalidad del niñx, su entorno, cómo se lo contemos… Pero creo que si se ha tratado el tema adecuadamente, no tiene que suponer un gran problema. Sobre una buena base de seguridad emocional, el niñx puede pasar una época en la que piense en este tema más de lo habitual. De ahí a que suponga un trauma vital como le ha supuesto a esta hija de donante, hay mucha diferencia. 

Espero que las madres solteras por elección o futuras madres en solitario no os asustéis con este tipo de mensajes. Se le ha dado mucho bombo pero no me parece que sea un reflejo de la sociedad actual, ni de cómo ahora se transmite esta información a hijxs de madres solteras (sigue habiendo más ocultación en parejas heterosexuales que cuentan con donante). No podemos comparar la situación de hace 30 años con la de ahora. La reproducción asistida está mucho más normalizada, hay mayor  diversidad familiar, tenemos más conocimiento sobre el tema, más recursos como cuentos, y un modelo de familia cada vez más presente en la sociedad. Que no cunda el pánico. 

Sobre el anonimato en las donaciones, que es el tema de fondo, hablaré en otro post.

Photo by Idzard Schiphof on Unsplash

 

You may also like

Leave a Comment