Tu familia es perfecta: mensaje para familias monoparentales

by Familia Monoparental
Madre soltera

Uno de los duelos por los que suele pasar cualquier familia monoparental es el de aceptar que tu familia nunca será como te la habías imaginado. ¿Cómo me la había imaginado yo? En mis sueños de niña estaba la típica familia con el marido perfecto, y dos o tres niños sonrientes. Por supuesto en ese sueño no había lloros, ni noches sin dormir, ni cansancio. Todo era precioso. 

Pero la vida me llevó por otro camino, viajé mucho, viví en el extranjero, desarrollé mi carrera profesional, y en algún punto del camino perdí ese sendero que te lleva por el camino tradicional. Quizás no estaba lo suficientemente atenta porque en realidad, si lo analizo fríamente, tampoco era un deseo genuinamente mío. Con perspectiva me he dado cuenta que ese modelo de familia tradicional es aprendido. Es el esquema que hemos vivido los seres humanos durante siglos, y hace muy pocas décadas que se consideraba el único socialmente aceptable. 

Crecí en los 80 en una ciudad pequeña, con pocos referentes de familias diversas: no había apenas padres divorciados, adultos sin hijos, el matrimonio homosexual era ilegal… En mi familia, en mi entorno, en la tele, en la sociedad, apenas había otros modelos de crianza que el típico papá y mamá. Modelos aparentemente perfectos en la superficie, pero que con el tiempo me he dado cuenta que en algunos casos son solo  eso, apariencias. Ahora sé que la felicidad y plenitud no viene determinada por tu estructura familiar, sino que depende de muchos otros factores.

El tiempo me ha demostrado que el modelo de familia ideal para cada persona no está preestablecido como pensaba, sino que se va construyendo con el tiempo. Una combinación de tus propias decisiones y de circunstancias vitales te llevan hasta tu familia ideal. Y por suerte, hay muchas posibilidades: desde elegir el sexo de tu pareja, ser madre o padre en solitario, adoptar, no tener descendencia y otras muchas posibilidades. 

Deseo que mi hija crezca con la mente abierta y referencias de diversidad, cuantas más combinaciones mejor. Espero que ella pueda modelar su familia perfecta, y que la construya como le dicte su corazón, no la sociedad. 

Tu familia es perfecta tal y como es. No le falta nada, no le falta nadie. Es la familia que has construido, más o menos conscientemente, pero que es la tuya, única e intransferible. Acéptala, ámala y siéntete orgullosa de ella. 

You may also like

Leave a Comment