«Yo también soy madre soltera», dicen algunas mujeres con pareja

by Familia Monoparental

Siempre soy muy inclusiva en la definición de monoparentalidad, pero hay un caso que siempre me genera cierto rechazo. Hay mujeres con pareja que se sienten solas en la crianza porque el otro progenitor no es corresponsable. A veces bromean: «yo también soy madre soltera». Con este comentario intentan decir que se sienten solas en la crianza. Que sufren resentimiento. Que no reciben la suficiente colaboración del otro progenitor. Este comentario puede ser comprensible, pero, desde el punto de vista de una madre soltera es desacertado.

Estas madres tienen un gran problema de pareja y de carga de trabajo. Entiendo que se sientan solas y que encuentren la maternidad aún más dura, porque contaban con la colaboración del otro progenitor y no ha sido así. A la carga de trabajo se suma el sentimiento de rencor, que normalmente va creciendo. Sin embargo, no son madres solteras. A continuación detallo algunos ejemplos: 

🔹Si se quedan sin trabajo, hay otra fuente de ingresos. Las madres solteras tenemos una única fuente de ingresos. Tampoco podemos permitirnos a la ligera un giro de carrera profesional, un parón para estudiar, y nos es difícil plantearnos emprender. 

🔹No asumen solas todos los gastos. Guardería, ropa, extraescolares… se pagan a medias. 

🔹Por poco que haga, algo hace. Quizás los recoge alguna tarde, o tienes un ratito el finde. Seguramente no cumplirá la cuota del 50%, pero si cubre un 20%, es mucho más de lo que tiene una madre soltera. No quiero decir con esto que no deba cumplir su mitad del cuidado, pero en nuestro caso la ayuda de la pareja es siempre cero y debemos buscar otras redes de apoyo. 

🔹Tienen un comodín si se ponen enfermas.

🔹En muchas ocasiones pueden permitirse una reducción de jornada o dedicar un tiempo a la crianza. Desgraciadamente estas alternativas suelen recaer en la mujer, pero las madres solteras normalmente no podemos ni plantearnos esa opción.

Por supuesto, entiendo que estas madres se sientan solas, su  situación es injusta y poco deseable. Deben luchar porque el otro progenitor asuma su papel en la crianza. Pero es importante que hablen con propiedad, que seamos conscientes del lenguaje que utilizamos, y que no se use “madre soltera” para caricaturizar una situación que en realidad es un problema de pareja. 

Y tú,  ¿has oído este comentario? ¿Qué te parece? 

Photo by Dani Guitarra on Unsplash

You may also like

Leave a Comment